El misterio de Palmira

Estamos en la localidad de Merlo, provincia de San Luis, Argentina, a poco menos de 800 Km. de Buenos Aires.

Es un lugar bellísimo y uno de los tres mejores microclimas del mundo después de Suiza y California. La atmósfera tiene ionización negativa de manera natural. Esto parece que es muy beneficioso.

Merlo es famosa por su naturaleza, pero también tiene museos y lugares y personajes increíbles en la pequeña ciudad.  Por ejemplo, la Casa Museo de Palmira Scrosoppi.

Palmira fue una pintora porteño-merlina que nació y vivió en Buenos Aires, donde era una pintora reconocida, hasta los 42 años.

A esa edad, alrededor de 1938 – 1940, vino a vivir a Merlo, provincia de San Luis.

Mientras residía en el Golf Hotel que estaba frente a la que después fue su casa, se enamoró (?) de un señor de Villa Dolores con un apellido tanguero que ahora no me lo acuerdo.  Ah, sí, Contursi.

Se casaron y vivió cuarenta años más en Merlo, en la casa que hoy es su museo, falleciendo a fines de la década del 80 del siglo pasado.

En Merlo fue maestra y profesora y descubrió a otra gran artista de Merlo, Claudia Becerra.

Nadie sabe por qué dejó Buenos Aires donde era una artista de cierto reconocimiento, para ir a vivir a Merlo que en aquéllos tiempos sería el fin del mundo.  Solamente imagino que la hoy esplendorosa Avenida del Sol sería una calle de tierra y ni la mitad de  lo grande que es ahora.

Nadie lo sabe y no hay nadie a quien preguntar porque no dejó descendencia.

Palmira se fue de este mundo dejando oculto su secreto para siempre en la Villa de Merlo, provincia de San Luis.

Es muy fácil llegar a Merlo por tierra o por aire.  Los autobuses salen de las principales terminales de la ciudad de Buenos Aires.  Si prefieres volar, puedes tomar un avión hasta la ciudad cordobesa de Río Cuarto (es uno de los vuelos más económicos) y desde allí un autobús a Merlo de la que la separan sólo dos horas de viaje.  En tu propio automóvil llegarás tomando la Ruta Nacional N° 8.

En cuanto al alojamiento, Merlo tiene muchísimos hostels y hoteles económicos ya que por su microclima es una de las ciudades preferidas por contingentes de jubilados que van a pasar allí algunos días de esparcimiento.

A la hora de comer, no puedes perderte el cabrito al horno de barro, especialidad de la provincia, y de postre los exquisitos dulces regionales.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.