El Palacio Real de Segovia

Los palacios nos encantan, pero sabemos que para ver verdaderos palacios hay que viajar a Europa. De manera que hicimos nuestras valijas y nos fuimos a Segovia.

Segovia se encuentra a poco menos de 100 Km. de Madrid. La ciudad vieja ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad, se encuentra en la provincia de Castilla y León, en la región central.

Estamos en la Segóbriga romana, que significa Ciudad de la Victoria; su emblema es un impresionante acueducto, el monumento romano más grande de España, con 166 arcos construidos de piedra sobre piedra ¡sin ningún tipo de argamasa!

Interesará al visitante saber que la provincia de Segovia es desde el comienzo de los tiempos, la residencia de la monarquía española. De hecho, hubo en total once residencias reales en la provincia, aunque algunas ya no existen y otras son muy famosas, como la Casa Real del Alcázar de los Borgoña y Tastámara y los palacios borbones de Río Frío y de la Granja de San Ildefonso.

Esta se encuentra a 11 Km. de Segovia; su historia comienza en 1450 con la construcción de una ermita dedicada a San Ildefonso. Según la leyenda, Felipe V visitó este lugar y quedó tan encantado que decidió construir un palacio igual al de Versalles.

La construcción comenzó en 1721; los jardines fueron diseñados por el escultor Renato Carlier y el jardinero Esteban Boutelou, y aunque se parecen a los de Versalles y Marly, tienen estilo propio. Alberga veintiséis monumentales fuentes con espectaculares juegos de agua, esculturas de personajes mitológicos y un laberinto cuyos senderos suman 2 Km. de extensión.

Estos jardines se pueden visitar todos los días del año de 10 de la mañana hasta la puesta del sol; la entrada es gratuita excepto los días en que se habilitan las fuentes: miércoles, sábados y domingos de 15 a 18. Recomendamos informarse ya que sólo se ponen en funcionamiento cuatro fuentes cada día. Otros lugares para visitar previa consulta son las Partidas de la Reina, el Jardín de la Botica y la Piscifactoría.

No podíamos dejar Segovia sin saborear su dulce más tradicional: el ponche, una base de bizcocho tradicional, elaborado con huevos, azúcar y harina, relleno de crema pastelera, cubierto por una fina capa de mazapán y adornado con azúcar impalpable sobre el que se aplica un hierro candente de diseño romboidal que carameliza el azúcar y el otorga su aspecto y sabor inconfundibles.

Es muy fácil llegar a la Granja de San Ildefonso por carretera, en autobús o en tren hasta la estación de Chamartin y desde allí en autobús hasta La Granja.

Foto: vía Wikipedia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.